Nuevas alternativas en el atragantamiento

La OVACE, Obstrucción de la Vía Aérea por un Cuerpo Extraño, conocida comúnmente como atragantamiento es una causa de muerte mayor de lo que imaginamos. Restos de comida, chicles, pequeñas piezas o juguetes en niños, globos, etc. pueden asfixiarnos en pocos minutos.

En Estados Unidos hay más muertes por atragantamiento que suicidios; en España mueren más personas atragantadas que por accidente de tráfico. Se estima que entre 1500 y 2000 personas fallecen cada año en nuestro país por esta causa.

Actuación en atragantamientos

Según las recomendaciones europeas, cuando descubrimos una persona que está sufriendo un atragantamiento debemos valorar si la obstrucción en completa (no podría pasar nada de aire a la vía respiratoria) o en cambio es incompleta, dejando un pequeño paso de aire para respirar.

En el caso de las obstrucciones incompletas hay que animar a la víctima a toser para expulsar el objeto extraño.

Si la obstrucción es completa, debemos golpear fuertemente entre ambas escápulas con la mano abierta 5 veces. Posteriormente, abrazaremos a la víctima por detrás para dar 5 compresiones abdominales. (Maniobra de Heimlich).

En caso de que la víctima pierda la consciencia debemos iniciar la reanimación cardiopulmonar (RCP) lo antes posible.

Acerca de la maniobra de Heimlich

El Doctor Henry Heimlich publicó esta maniobra en 1974 para la resolución de atragantamientos y en la primera semana tras su publicación ya salvó la vida de una persona en los EEUU.

El propio doctor, a sus 96 años y pocos meses antes de morir, salvó a su compañera en la residencia de ancianos (Patty Ris, de 87 años) con la maniobra que él mismo inventó, tras reconocer el atragantamiento con una hamburguesa. 

Esta maniobra hay que realizarla abrazando a la víctima por detrás; se colocan las manos sobre la boca del estómago y se aprieta fuertemente y de forma brusca en dirección oblicua (hacia dentro y hacia arriba) en un solo movimiento con la intención de aumentar la presión intratorácica y “empujar” el objeto atascado hacia afuera.

En personas muy obesas o en embarazadas, así como en niños menores de 1 año está contraindicada.

Cómo NO hacer la maniobra de Heimlich

Antiguamente se recomendaba aplicar la maniobra en pacientes inconscientes, colocándose el rescatador a horcajadas sobre el paciente tumbado boca arriba y apretando el estómago. Esta técnica se dejó de utilizar hace años.

Tampoco recomendamos el denominado “auto-Heimlich”, donde algunos defienden que si una persona nota un atragantamiento debe lanzarse sobre el respaldo de una silla o similar para conseguir desobstruirse. Esta técnica tiene más posibilidades de fallar y golpearnos en el cuello que de liberar la obstrucción.

Nuevas estrategias de tratamiento

Hasta la fecha el protocolo abarcaba estas técnicas, que tenían un grado medio de efectividad. En los últimos años, la investigación en dispositivos que ayuden a la desobstrucción nos aportan un incremento en la resolución de estos casos.

Hay dos productos a la venta en nuestro país que nos pueden ayudar a desobstruir la vía aérea una vez la persona queda inconsciente:

  • Dechoker: Se trata de una “jeringa” con una mascarilla que produce una presión negativa en la vía aérea, succionando el objeto extraño.

  • Lifevac: Tiene más parecido a un “desatascador” de baño, y tiene el mismo fundamento que el anterior.

Cada vez más dispositivos nos ayudan a salvar vidas, aunque siempre la primera medida que debemos tomar es la prevención.

¿Y tú? ¿Hás tenido que atender alguna vez un atragantamiento? Cuéntanoslo en los comentarios.

¿Quieres un Lifevac para tu local? PULSA AQUI

Te ha gustado el artículo? Te enviaremos muchos más si te suscribes a nuestro blog.SUSCRÍBETE!

2 comentarios en “Nuevas alternativas en el atragantamiento”

  1. Pingback: El Mesón Castellano se protege contra atragantamientos - IMFES Formacion Emergencias Seguridad

  2. Pingback: La residencia Hijas de San Camilo se forma en técnicas de urgencias - IMFES Formacion Emergencias Seguridad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: