La capnografía en los servicios de emergencia

La capnometría y la capnografía han aumentado las posibilidades diagnósticas de los pacientes respiratorios, pacientes urgentes, y han mejorado la predicción de supervivencia ante una parada cardiaca.

¿Qué es la capnografía?

En un artículo anterior explicábamos cómo funcionaba un pulsioxímetro, que valora la ventilación y la perfusión midiendo la concentración de oxígeno (O2) en sangre. La capnografía mide la actividad celular a través de la concentración de dióxido de carbono (CO2) en el aire espirado (EtCO2).

En este artículo vamos a hablar de “capnografía” al ser la palabra más extensamente utilizada en nuestro medio, aunque con este término queremos abarcar también a la capnometría.

La forma de medición es muy sencilla y no invasiva: se coloca una sonda en el tubo endotraqueal o en unas gafas nasales similares a las que utilizan los enfermos respiratorios para administrar oxígeno. Posee una sonda de luz infrarroja que mide el CO2 espirado.

Los datos recogidos por el sensor se mostrarán en una gráfica que muestra el inicio de la exhalación.

Una disminución en los niveles de EtCO2 puede indicar que el CO2 está disminuido, o no está siendo bien transportado. En situaciones de bajo gasto cardiaco o de hiperventilación los valores bajarán.

Un aumento de la medición de EtCO2 indica una producción excesiva de CO2, por hipoventilación, fiebre, infecciones, etc.

Gráfica del capnograma

La onda tiene forma de meseta y debe iniciarse casi vertical. En un vistazo rápido debemos observar la gráfica esté  “bien cuadradita”, similar a las almenas de un castillo.

Una forma más sigmoidal o “en aleta de tiburón” nos indica que el flujo exhalado está obstruido. Es una imagen típica del broncoespasmo. En estos casos, cuanto más inclinada esté la línea ascendente peor estará nuestro paciente.

Capnometría

La capnometría es un valor numérico que nos indica la presión parcial de CO2 en el aire espirado.

Los valores normales están entre 35 y 45 mmHg aproximadamente. Una disminución en el capnómetro indicará una hiperoxigenación y un aumento del mismo una presión de CO2 elevada o una hipoxemia.

Usos de la capnografía en emergencias

La capnografía puede utilizarse tanto en pacientes intubados como no intubados, a través de unas gafas nasales específicas. Nos permite una monitorización continua del paciente y los cambios en las curvas son inmediatos.

Con la capnografía podremos:

  • Medir si el tubo endotraqueal (o dispositivo supraglótico) está correctamente colocado.
  • Valorar si los parámetros del respirador son los correctos.
  • Comprobar si estamos ventilando correctamente con el “ambú” a un paciente intubado.
  • Medir la calidad de las compresiones torácicas en la RCP.

Además, en la RCP la capnografía tiene un valor relativamente predictivo: Si tras unos minutos de reanimación la capnometría es cercana o mayor de 20, hay muchas posibilidades de que el paciente se recupere. Si tras unos minutos la EtCO2 no sube de 10, el resultado en la mayoría de las ocasiones no será el deseado.

¿Y tú, usas con frecuencia el capnógrafo en tu trabajo diario? Déjanos un comentario aquí abajo.

Te ha gustado el artículo? Te enviaremos muchos más si te suscribes a nuestro blog. SUSCRÍBETE!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: