¿Debo hacer test de COVID en mi empresa?

Con toda la información que estamos recibiendo en forma de bombardeo desde las cadenas de televisión, las redes sociales, los comunicados del Ministerio de Sanidad… es muy posible que hayas llegado a un momento de “infoxicación”, o intoxicación por exceso de información.

Y llegado el momento te preguntas… ¿Debería hacer una prueba de COVID a mis trabajadores? ¿Me serviría esto para mantener la actividad en funcionamiento?

Vamos a intentar resolver algunas de estas dudas.

 

Medidas de Seguridad y Prevención

Como casi siempre, la inversión en medidas de seguridad y prevención sale más económica que los gastos derivados del contagio. En este caso debemos ser escrupulosos en el aumento de la distancia interpersonal de los trabajadores y con los clientes, en las medidas higiénicas, y en la zonificación de las instalaciones.

Hay que evitar los momentos peligrosos como son tomar café, fumar o comer juntos entre varios trabajadores, puesto que en esos momentos no mantienen la distancia ni las mascarillas. Debemos proporcionar las medidas necesarias para que puedan mantenerse alejados unos de otros.

El riesgo de contagio por compartir papeles o materiales es mínimo siempre que se mantengan las medidas de mascarilla y lavado frecuente de manos. Si llevamos la mascarilla puesta es poco probable que nos llevemos la mano contaminada por un papel a la boca o nariz.

 

¿Qué hacer en caso de contagio?

Si hemos mantenido en todo momento las medidas de seguridad no hay casi nada que temer, puesto que seguramente no le hemos dado oportunidad al virus de contagiar.

En el caso de que algún cliente haya dado positivo, debemos rastrear con qué trabajadores ha tenido contacto y cuáles han sido las medidas de seguridad. Si se han mantenido todas las del punto anterior el contagio es improbable.

En caso de que algún trabajador salga positivo, debe aislarse en su domicilio y hay que rastrear a los trabajadores que han estado en contacto con él. Si se han mantenido todas las del punto anterior el contagio es improbable. Si no se han mantenido, deben ponerse en aislamiento a todos aquellos que sean contactos estrechos.

 

¿Debo hacer pruebas de COVID a mis trabajadores?

En caso de un contagio es necesario que todas las personas en contacto directo con el infectado se pongan en aislamiento y se realicen un test de carga viral. Por norma general los servicios de Prevención de las empresas o el Sistema Nacional de Salud se encargan de realizarlas.

Para el resto de trabajadores es aconsejable hacerlas, ya que se pueden detectar contactos estrechos que se hubieran pasado por alto o nuevas infecciones. El problema es que normalmente los servicios públicos no cubren esta opción y es necesario hacerlo de forma privada.

En todo caso, debemos conocer qué tipo de prueba hacer y para qué sirve cada una:

 

Tipos de test COVID en la actualidad

Este artículo se ha redactado en noviembre de 2020. Las recomendaciones van cambiando con mucha frecuencia y van apareciendo nuevas pruebas cada vez más fiables. Por favor, antes de decidirte por una prueba u otra consúltanos.

PCR:

Es la prueba más fiable que hay. Se realiza una muestra a través de la nariz con un bastoncillo. Nos da información de la carga viral en el momento de la prueba. Estas pruebas están homologadas por el Ministerio para poder realizar viajes internacionales. Se hacen con prescripción médica y los resultados suelen estar disponibles en 12-24h. Su fiabilidad es de un 97-99%.

A algunos pacientes les puede interesar una segunda PCR de confirmación tras finalizar el aislamiento.

Serología:

Se realiza una extracción de sangre como una analítica y nos da información de anticuerpos IgM e IgG (En algunos también IgA). Podemos saber si estamos actualmente con infección y si lo hemos pasado.

Los anticuerpos IgM son los que nos indican que el afectado está en proceso agudo de infección. Los anticuerpos IgG son más tardíos e indican que la persona tiene cierta inmunidad y ya “ha pasado” la infección. Los IgA son los anticuerpos totales.

El resultado se envía a laboratorio y tarda 2-3 días aproximadamente. El problema de este test es que mide la cantidad de anticuerpos que nuestro organismo crea frente al virus, no la infección real. Como hay muchas personas que pasan la infección sin crear anticuerpos es posible obtener resultados de falso negativo.

Test rápido de anticuerpos:

Nos da la misma información que la serología pero en unos 10 minutos: anticuerpos de “inmunidad” para saber si lo estamos pasando o lo hemos pasado. Según el Ministerio de Sanidad el resultado de este test no es válido para diagnóstico por su baja fiabilidad y habría que confirmarlo con PCR o Serología.

Test de Antígenos:

Se realiza una muestra a través de la nariz con un bastoncillo. Este test nos da la misma información que la PCR y casi con la misma fiabilidad en unos 10-15 minutos. No es válida de momento para viajar pero sí que está autorizada por el Ministerio de Sanidad como test de control para diagnóstico. Es una especie de “PCR rápida” y su fiabilidad ronda el 92%.

En todo caso, antes de realizar una inversión en comprar test es fundamental contar con la opinión del personal sanitario. Si tiene alguna duda sobre si hacer test en la plantilla o qué tipo de test realizar puede consultarnos AQUI.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: