El negocio de los desfibriladores

De todos es sabido que el desfibrilador salva vidas. Además está sobradamente demostrado en las recomendaciones internacionales que una desfibrilación temprana aumenta las posibilidades de supervivencia en la parada cardiaca.

Todo el que haya hecho alguna vez una RCP (Reanimación Cardio-Pulmonar) sabe que es fundamental el uso precoz de estos dispositivos en una situación de parada cardiaca por fibrilación ventricular (La mayoría de ellas). Y que para que esto ocurra debemos sembrar de desfibriladores los espacios públicos para que estén accesibles al mayor número posible de personas.

El problema viene cuando la instalación, uso y formación de las personas que van a utilizar el desfibrilador se deja en manos de empresas que solo ven el negocio.

La burbuja de la desfibrilación

Hace unos años se vivió en España una burbuja muy parecida a la del ladrillo.

La paulatina implantación de las normativas de desfibriladores de acceso público que los hacen obligatorios en muchos de los edificios con gran afluencia de público crearon de golpe una gran demanda que muchas empresas (especialistas o no) trataron de llenar.

Incluso algunas empresas constructoras se aprovecharon de la situación y cambiaron su línea de negocio hacia la venta de estos dispositivos.

Aun así, tenemos instalados solamente un 10% de desfibriladores de los que se necesitarían.

Márgenes de beneficio

La venta de desfibriladores en cantidades pequeñas no deja un gran margen de beneficio. Si quieres ser competitivo debes hacer una gran inversión. En estos casos comprar en grandes cantidades te permite reducir un poco los costes pero aun así no es un producto muy rentable.

Cuando además debes dar una formación reglada para su uso y encargarte del mantenimiento, los costes rozan casi el precio de venta.

Ha llegado el momento de ver dónde recortar.

Resultados del negocio

Los desfibriladores deben estar siempre operativos y asegurarse que su mantenimiento es correcto durante toda la vida útil del mismo. Creemos que no es suficiente con tenerlos instalados.

Por desgracia, hay gente que aun cree que un desfibrilador se puede vender más como un artículo tecnológico que como un producto sanitario de uso en emergencias. Se limitan a instalarlos y hacer la foto, pero no prestan tanta atención como deberían a llevar un mantenimiento reglado.

La formación del personal que lo va a utilizar en algunos casos tampoco se ajusta a lo que dicta la normativa. Hay que recortar.

Esto nos lleva a leer noticias que desgraciadamente cada vez más se están convirtiendo en algo habitual:

Un desfibrilador falla porque las pilas que llevaba eran incompatibles con el aparato

https://www.lasprovincias.es/comunitat/pilas-desfibrilador-fallido-20191106232820-nt.html

 

Sufre un infarto en el museo de el Greco de Toledo y el desfibrilador no funciona

https://cadenaser.com/emisora/2019/07/10/ser_toledo/1562750677_606887.html

Hay que concienciar a clientes y empresas de que un desfibrilador hay que tenerlo siempre a punto. Lo mismo que se hace con los extintores.

Llevamos un tiempo dedicados a la venta, instalación y mantenimiento de desfibriladores y por desgracia estamos trabajando más con clientes de mantenimiento que haciendo instalaciones nuevas.

Estamos dando soporte a muchos clientes que no están contentos con su servicio de mantenimiento porque, en muchos de estos casos es deficiente o directamente NO EXISTE. Otras veces la empresa ha cambiado de actividad o ha desaparecido tras el pinchazo de la burbuja y se encuentran con aparatos defectuosos, con material caducado, sin adaptar a la normativa vigente, sin baterías, sin dar de alta en la CC.AA…etc.

Igual que la mayoría de empresas de instalación y retimbrado de extintores están gestionadas por bomberos, recomendamos en este caso confiar solamente en empresas que se dediquen a la venta de productos sanitarios y sean personal comprometido con las emergencias.

Quien mejor que los especialistas en emergencias para entender la importancia de mantener los desfibriladores en buen estado?

¿Necesitas más información? Déjanos un comentario abajo o escríbenos un correo.

Te ha gustado el artículo? Te enviaremos muchos más si te suscribes a nuestro blog. SUSCRÍBETE!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: